La crianza de enfoque vincular, que incorpora a la familia como pilar educativo, busca generar una serie de instancias y prácticas al interior de la comunidad educativa que beneficien la formación del educando.

Por una lado, en coherencia con el lema creciendo con amor, orientamos que la educación recibida por nuestras niñas  y niños sea ampliada a sus escenarios inmediatos, donde tengan la posibilidad de recibir un continuo de desarrollo integral garantizando la integralidad de su formación; por lo que es de suma importancia la participación activa de padres, madres o adultos responsables.

Por otro lado permitimos que la participación de los diversos agentes  educativos, coincidan, para permitir al alumnado comprender la perspectiva de sus iguales  lo que fomenta la empatía, la consciencia y el respeto hacia los demás.